¿Dónde están las mejores clínicas capilares de Europa?

Si estás pensando en realizarte un injerto de cabello seguramente te gustaría saber en dónde están las mejores clínicas capilaresde Europa. Lo cierto es que no están en un lugar concreto. No se podría decir que un país dispone de las mejores clínicas mientras que otro no. Porque estamos hablando de un tratamiento privado y, por tanto, de clínicas que se establecen con capital particular. Por tanto, independientemente de cómo esté la sanidad en cada país, puede haber clínicas particulares de altísimo nivel.

Estas clínicas se establecen siempre en las ciudades más importantes ya que es allí donde saben que podrán contar con más clientes. Por ejemplo, en España muchas de ellas están en Madrid y en Barcelona aunque también hay algunas muy importantes en otras ciudades principales.

En cada capital europea hay clínicas de gran importancia y todas ellas con un fantástico nivel. Y esto incluye las clínicas de Estambul en Turquía. Turquía es un país con una renta per capita baja y con una seguridad social pobre. Pero en cuestión de clínicas privadas, dispone de algunas de las mejores de toda Europa.

Precios muy bajos y gran calidad de servicio

Turquía se ha puesto de moda como destino para realizarse injertos de cabello por el bajo precio de sus clínicas. Estamos hablando de una capital europea, pero cuyo nivel de vida es muy inferior al de Madrid, Paris o Londres. Por eso, pueden ofrecer servicios mucho más económicos.

Como hemos dicho, esto no quiere decir que las clínicas no puedan estar a la altura de las mejores ya que también necesitan de una menor inversión para su construcción y para pagar los salarios del personal que está al frente de la clínica.

Una operación que ya se han realizado miles de europeos

Con todo esto, pueden ofrecer precios sin competencia que en ciudades como Madrid serían impensables. En un injerto de cabello intervienen varios profesionales además de ser necesaria maquinaria muy avanzada. Por eso, en España resulta muy caro realizarse un implante de cabello.

En Turquía, todos estos gastos se reducen considerablemente. Por eso, incluso pagándose el alojamiento y el vuelo, compensa ir a una de las clínicas de Estambul. Cientos de personas acuden todos los meses y quedan muy satisfechas por los servicios recibidos.

Es lógico pensar que es así ya que con semejante flujo de gente, si el servicio fuera malo los comentarios en contra en Internet no se harían de esperar.


Cómo funcionan los viajes para injertarse cabello

 

¿Te has preguntado alguna vez como funciona el tema de los tratamientos capilares en Turquía?.

Para empezar, estas empresas trabajan con una de las mejores clínicas de la capital turca. Al frente de la misma hay un equipo de profesionales con una gran preparación a nivel internacional. La clínica está equipada a la altura de cualquiera de las mejores de cualquier capital Europea.

La empresa ofrece a los clientes un pack que incluye el alojamiento, la atención médica y los desplazamientos del aeropuerto al hotel y del hotel a la clínica. Y todo por menos de la mitad de lo que podría costar la intervención en España.

Pero además, también se incluye el estudio previo para saber cuántos implantes hay que poner exactamente y el seguimiento posterior a lo largo de todo un año. Tanto el estudio como el seguimiento se realizan vía mail utilizando fotografías.

¿Puede salir mal?

Esto es lo que resulta más chocante para algunas personas que creen que no es seguro realizarse un implante y volver a España. Desconfían de que algo pueda ir mal. Sin embargo, en Turquía se llevan realizadas unas diez mil operaciones de este tipo en turistas y no ha habido ningún escándalo ni ningún problema al respecto.

Se trata de una intervención tan segura que hecha por profesionales es muy fácil que salga bien y no presenta complicaciones prácticamente nunca. Eso sí, el paciente tiene que seguir al pie de la letra todas las instrucciones que se le dan para que las cosas transcurran como es debido.

Tan baratos… ¿por qué?

El motivo de que estas operaciones sean tan baratas es que en gran parte están subvencionadas por el gobierno. Para el estado es una forma de atraer turistas y de mejorar mucho la imagen del país. Se trata de compensar en cierta manera la mala imagen que se ha dado en otros aspectos y que ha empañado la reputación internacional de este país.

Por otro lado, los médicos y profesionales en Turquía tienen salarios mucho más bajos que sus homólogos en otros países europeos. La razón es que el nivel de vida es más bajo. Por estos motivos, para el resto de Europa es totalmente imposible competir con los precios de los implantes de cabello turcos.