Etiquetas con las que tenerlo todo localizado

etiquetas-autoadhesivas.es

Yo no sé las demás madres pero yo estoy hasta el gorro de que mis hijos pierdan las cosas en el cole, porque cuando pasa una vez o dos no te importa pero cuando son varias las veces y preguntas y nadie sabe nada la verdad que ya empiezas a mosquearte, pensando en que es alguna mamá que se aprovecha de la situación y se ahorra el dinero que yo me gasto, por eso ni corta ni perezosa lo he puesto en manos del centro, ya no quiero que mis hijos pierdan nada más. La solución no es que los niños tengan más cuidado que eso también, la solución es clara y todos tenemos que poner de nuestra parte ya que las cosas no se pueden perder en un centro escolar, deben aparecer por algún lado, y si algún niño se lo lleva a casa es la mamá la que debe devolverlo excusando a su hijo en que es una cosa de niños. Yo la verdad que he tomado cartas en el asunto por mi cuenta, no sé si servirá de mucho pero por lo menos que sepan de quien es, el hecho de marcar las cosas te da la libertad de poder decir que es tuyo sin embargo si no está marcado la cosa se complica porque puede llegar a ser de cualquiera, sin posibilidad de poder reclamarlo.

Al principio opté por unas pegatinas que encontré en una tienda de chinos, la verdad es que al principio parecían pegar bastante bien, pero el resultado posterior era malo no, malísimo, ya que en cuanto mis hijos metían sus cosas en la mochila la pegatina se acababa despegando, bien por el calor, bien por el roce, el caso es que no duraba nada y no era la solución que yo estaba buscando. Fue entonces cuando se me ocurrió mirar en internet, sin duda alguna es la mejor respuesta que vamos a encontrar para quedar satisfechos, y allí me di cuenta que había una web llamada, http://www.etiquetas-autoadhesivas.es en la que se podían encontrar etiquetas de todas clases, colores y tamaños, y como nada tenía que perder pedí unas cuantas para probarlas. Cuál fue mi sorpresa que las etiquetas no es que eran buenas sino buenísimas, no se han vuelto a despegar y para ser sinceras mis hijos llevan un tiempo que pierden muchas menos cosas, por lo menos ha merecido la pena intentarlo.